Entrenamiento funcional

Se utiliza para mejorar el sistema neuromuscular, de manera que el cerebro envíe las señales adecuadas a los receptores nerviosos en los músculos. Está técnica de entreno se basa en movimientos de múltiples articulaciones y planos del cuerpo, de manera que no solamente se desarrollen los músculos, sino el conjunto que forman con el sistema nervioso y las articulaciones. Dependiendo de los objetivos y necesidades del individuo, el entrenamiento funcional busca mejorar la colocación corporal (espalda recta, alineación de los hombros, caderas, flexión adecuada de las rodillas, etc), la compensación muscular, la protección de las articulaciones, etc. En el entrenamiento funcional se utilizan las siguientes herramientas:

  • Pesas
  • TRX
  • Stroops
  • Cuerdas
  • Fitball
  • Bosu
  • Chaleco con lastre
  • Pelotas medicinales

Pulsómetro

Nos sirve para medir y registrar tu frecuencia cardíaca, mientras que nos aporta información instantánea sobre el nivel de trabajo de tu corazón. Necesario para el control de las distintas zonas de entrenamiento (aeróbico, umbral anaeróbico, anaeróbico láctico, anaeróbico aláctico, VO2Max). Dependiendo del modelo permite registrar mediante un receptor GPS el recorrido, la velocidad y el desnivel en los ejercicios de carrera y bicicleta. Gracias al pulsómetro podremos medir la intensidad del ejercicio y podremos entrenar a nuestro ritmo ideal para conseguir nuestras metas, ya que los progresos pueden ser medidos y controlados, maximizando los beneficios del ejercicio en un limitado periodo de tiempo.

Báscula de bioimpedancia

Es una báscula que mediante una señal eléctrica recogida entre dos sensores mide la resistencia de los diferentes tejidos (grasa, líquidos, músculo, hueso) del cuerpo, proporcionando, además del peso, mediciones de grasa visceral, la masa ósea total, la masa muscular, el porcentaje de agua y el porcentaje de grasa corporal. Permite realizar recomendaciones de consumo de calorías ajustadas a cada persona.

Compex

Aparato de electroestimulación muscular que utiliza corrientes de una calidad excepcional y que resultan muy cómodas. La electroestimulación puede utilizarse de una manera intensa con total seguridad, ya que no provoca fatiga nerviosa y cuida las articulaciones. Además, la electroestimulación no provoca ningún tipo de efecto secundario. Se trata de un tratamiento no invasivo que a menudo constituye una alternativa eficaz a los medicamentos para el dolor.